Dentro de un dormitorio de Gaza, los soldados que buscan túneles descubren lo bajo que puede llegar Hamás

Nos unimos a los ingenieros de combate en el norte de Gaza mientras cazan y destruyen metódicamente todas las fortificaciones subterráneas que pueden encontrar, incluso debajo de la cama de un niño en un barrio costero.

Por Emanuel Fabian

Momentos después de que The Times of Israel llegara esta semana a una zona profunda en el norte de la Franja de Gaza, tropas del Cuerpo de Ingeniería de Combate de las Fuerzas de Defensa de Israel encontraron una abertura a otro túnel perteneciente al grupo terrorista Hamás, el número 91 encontrado en la zona desde Comenzó la operación terrestre de Israel.

En cuanto a su tamaño, hacia dónde conducía y para qué estaba destinado, el túnel se parecía mucho a los otros 90 encontrados en la zona.

Sin embargo, lo que lo diferenciaba era su ubicación. El pozo había sido descubierto por soldados del 614.º Batallón del Cuerpo de Ingeniería de Combate mientras llevaban a cabo una segunda ronda de redadas en una casa unifamiliar, con piscina al aire libre, en un barrio exclusivo junto a la playa.

Dentro de un dormitorio lleno de ropa de colores brillantes, debajo de una de las tres camas para niños, los soldados habían encontrado un portal hacia el lugar donde se escondían los monstruos.

“No es ético la forma en que funciona Hamás”, dijo un oficial de ingeniería reservista, cuya identidad está censurada para su publicación, mientras mostraba el túnel al periódico The Times of Israel y a otro periodista.

«Usan la habitación de los niños para ocultar un túnel, debajo de la cama de un niño… Esta es la realidad», dijo.

Teniendo cuidado de no caer por el pozo, The Times of Israel pudo ver el túnel, que tenía dos ramales: uno que se dirigía al oeste hacia la costa y el otro al sureste hacia la ciudad de Gaza, donde se cree que está la principal red de túneles de Hamás.

Esa red forma el nudo gordiano de la ofensiva israelí en Gaza; es la clave para paralizar a Hamás, pero también una tarea tremendamente peligrosa y complicada para las FDI.

Con zarcillos de fortificaciones subterráneas bajo barrios residenciales abarrotados, el ejército dice que no tiene otra opción que llevar la lucha a los hogares, hospitales, escuelas y clínicas que se cree protegen la red. El 7 de octubre, los terroristas de Hamás irrumpieron en hogares israelíes y convirtieron los dormitorios en zonas de guerra. En un giro enfermizo, el uso cínico de civiles como escudos humanos por parte del grupo terrorista ahora está obligando a los soldados de Israel a hacer lo mismo.

Las FDI han indicado que no tienen planes de participar en una guerra de túneles, ya que es probable que los pasajes estén llenos de trampas explosivas. En cambio, está demoliendo los túneles a medida que se van encontrando.

Tropas de un túnel encontradas dentro de una casa en el norte de Gaza. La entrada estaba oculta debajo de una cama en una habitación infantil, 7 de noviembre de 2023. (Emanuel Fabian/Times of Israel)

Al Cuerpo de Ingeniería de Combate se le ha encomendado la tarea de despejar rutas (utilizando excavadoras blindadas D9) para que las fuerzas terrestres maniobren en la Franja de Gaza, así como de localizar y destruir la infraestructura de Hamás, incluidos túneles, lanzadores de cohetes y otros sitios no atacados por la Fuerza Aérea.

El oficial dijo que las fuerzas de ingeniería de combate han estado revisando cada edificio en busca de túneles y armamento, mientras el ejército avanza hacia la ciudad de Gaza a un ritmo lento y metódico.

“Sabemos que la primera búsqueda, a veces es una búsqueda muy rápida, y la segunda es como una cirugía. Vamos de esquina en esquina hasta encontrar todo”, dijo el oficial de ingeniería reservista.

En los primeros 10 días de la ofensiva terrestre se habían encontrado veintiocho sitios de lanzamiento de cohetes, incluidas docenas de lanzadores y cohetes, y 91 túneles sólo en la zona norte de Gaza. Otros 40 túneles y decenas de lanzadores de cohetes más estaban ubicados al sur de la ciudad de Gaza.

Una bandera de Hamás y una chaqueta de camuflaje sacadas de un túnel en el norte de la Franja de Gaza, el 7 de noviembre de 2023. (Emanuel Fabian/Times of Israel)

El teniente coronel Adoniram (su apellido fue ocultado por las FDI por motivos de seguridad), comandante del 614.º Batallón de Ingeniería de Combate, dijo a The Times of Israel que la mayoría de los túneles y cohetes que habían encontrado se encontraban en lo profundo de sitios civiles.

“Nos encontramos con muchas armas, muchos túneles. Aquí viste uno debajo de la habitación de un niño. Los encontramos en patios de recreo, en jardines de infancia y en mezquitas. Mañana por la mañana alguien dirá: ‘¿Por qué atacaron una mezquita?’. Este es el motivo”, dijo Adoniram.

Al igual que los túneles, los sitios de lanzamiento de cohetes también podrían ser difíciles de encontrar; a menudo están escondidos bajo tierra, en lo más profundo de zonas residenciales.

«Desde nuestro punto de vista, cada metro cuadrado puede contener un túnel», dijo Adoniram.

“Escaneamos minuciosamente y hay inteligencia, y la inteligencia es muy buena. Y hay medios por los cuales localizamos y destruimos [los túneles]”, dijo Adoniram.

«Hay mucho más por hacer, está toda la ciudad de Gaza», añadió.

En ese momento, una gran explosión lo interceptó. A unos 100 metros de distancia, sus soldados habían detonado un cohete de Hamás.

Fue encontrado mientras las tropas excavaban entre los edificios del exclusivo barrio.

Pueblos fantasmas

El viaje en un Humvee descapotable hasta las líneas del frente en el norte de Gaza fue extrañamente pacífico, salvo por las explosiones a intervalos aleatorios (de ataques israelíes y disparos de cohetes palestinos que volaban sobre nuestras cabezas hacia Israel) y las olas de polvo levantadas por tanques y vehículos blindados de transporte de personal que pasan.

Los barrios a lo largo de la costa norte de Gaza son pueblos fantasmas. No había civiles ni ningún coche a la vista.

Adoniram dijo que su unidad no había encontrado ningún civil en su zona de operaciones. Muchos habían huido al sur o se refugiaban en escuelas u hospitales. Según estimaciones de la ONU, alrededor de 1,5 millones de los más de 2 millones de habitantes de Gaza estaban desplazados internamente.

“Sé que había otras zonas donde había civiles. Sé que Hamás también utilizó a los civiles que quedaron como escudos humanos”, afirmó. Había oído hablar de un incidente en el que civiles que se acercaron a las tropas para pedir agua fueron utilizados como cobertura para que hombres armados abrieran fuego contra los soldados.

Fuente: 
TheTimesofIsrael- Traducido por UnidosxIsrael

The post
Dentro de un dormitorio de Gaza, los soldados que buscan túneles descubren lo bajo que puede llegar Hamás first appeared on
Unidos x Israel.

La entrada
Dentro de un dormitorio de Gaza, los soldados que buscan túneles descubren lo bajo que puede llegar Hamás aparece primero en
Unidos x Israel.

Fuente: Unidos x Israel

Share Button

Otras Noticias