Cuatro soldados muertos en un edificio con trampas explosivas mientras los combates se intensifican en Rafah, en el centro de Gaza

Otras siete personas resultaron heridas, cinco de ellas de gravedad por una explosión; Las FDI dicen que el pozo del túnel fue descubierto debajo de la casa en el sur de Gaza indica que pertenecía al operativo de Hamas

(en el sentido de las agujas del reloj desde arriba a la izquierda) Eitan Karlsbrun, Tal Pshebilski Shaulov, Yair Levin y Almog Shalom, muertos en combate en Rafah el 10 de junio de 2024. (FDI)

Cuatro soldados murieron y otros siete resultaron heridos en la Franja de Gaza cuando un edificio con trampa explosiva se derrumbó sobre ellos, dijo Israel el martes mientras las tropas continuaban luchando contra Hamás en el sur y el centro del enclave palestino.

Los soldados asesinados fueron identificados como el mayor Tal Pshebilski Shaulov, de 24 años, de Gedera; El sargento Eitan Karlsbrun, 20 años, de Modiin; Sargento Almog Shalom, de 19 años, de Hamadia; y el sargento Yair Levin, 19 años, de Givat Harel.

Sus muertes elevaron a 300 el número de tropas muertas durante la ofensiva terrestre de Israel contra Hamas en Gaza y en medio de operaciones a lo largo de la frontera. La cifra incluye un oficial de policía asesinado el sábado durante una operación para rescatar a cuatro rehenes.

Los cuatro soldados sirvieron en la unidad de reconocimiento de la Brigada Givati. Shalom y Levin todavía estaban en su período de entrenamiento, y Shaulov era el comandante de su compañía. Levin es nieto del ex diputado del Likud, Moshe Feiglin.

Según una investigación inicial de las Fuerzas de Defensa de Israel, las tropas habían arrojado un artefacto explosivo dentro de una casa sospechosa en el barrio Shaboura de Rafah, en un intento de activar posibles trampas, y entraron sólo después de que no hubo una explosión inmediata.

Cuando los dos soldados entraron en el edificio de tres pisos, este explotó, provocando que parte del mismo se derrumbara sobre algunos de los soldados.

Además de los cuatro soldados muertos, otros siete soldados resultaron heridos en la explosión, cinco de ellos de gravedad, dijeron las FDI.

Las FDI dijeron que más tarde encontraron un túnel dentro de la casa, lo que indica que el edificio probablemente pertenecía a un operativo de Hamás.

En otras partes de Rafah, las FDI dijeron el martes que tropas de la Brigada Givati ​​habían matado a una célula de hombres armados en un “encuentro a corta distancia” y que, en medio de varias redadas en la ciudad, habían localizado documentos y equipos de inteligencia que luego fueron devueltos a Israel para su investigación.

Por otra parte, las FDI dijeron que un francotirador de Hamas en el área de Rafah murió en un ataque con aviones no tripulados después de ser identificado por las tropas.

El lunes por la mañana, los residentes de Rafah informaron que los tanques habían llegado a las afueras de Shaboura, un barrio densamente poblado en el corazón de la ciudad.

El ejército dijo que la Fuerza Aérea de Israel había atacado unos 35 objetivos en toda la Franja de Gaza durante el último día. Los objetivos incluían edificios utilizados por grupos terroristas, depósitos de armas, sitios de lanzamiento de cohetes, posiciones de francotiradores y otras infraestructuras, así como células de agentes terroristas.

En el corredor Netzarim, en el centro de Gaza, el ejército dijo que una célula de agentes terroristas había sido eliminada en un ataque adicional con aviones no tripulados.

Las batallas tuvieron lugar días después de que cuatro rehenes fueran rescatados en un atrevido ataque contra dos edificios en el campamento de Nuseirat en el centro de Gaza. Los residentes dijeron el lunes que todavía estaban limpiando los escombros después de los intensos combates que estallaron durante el rescate de los rehenes.

El Ministerio de Salud de Gaza, dirigido por Hamás, afirmó que 274 personas murieron en la operación, aunque las cifras no pudieron verificarse e incluyen tanto a combatientes como a civiles. Las fuerzas israelíes dijeron que tenían conocimiento de que habían muerto menos de 100 palestinos allí y no sabían cuántos eran combatientes.

La oficina de derechos humanos de la ONU dijo el martes que tanto Israel como Hamás podrían ser culpables de crímenes de guerra por el número de muertos durante la operación de rescate.

«Cientos de palestinos, muchos de ellos civiles, murieron y resultaron heridos», afirmó Jeremy Laurence, portavoz de la oficina de derechos humanos de la ONU. “Además, al mantener rehenes en zonas tan densamente pobladas, los grupos armados están poniendo las vidas de los civiles palestinos, así como las de los propios rehenes, en mayor riesgo debido a las hostilidades. Todas estas acciones, por parte de ambas partes, pueden constituir crímenes de guerra”.

La guerra en Gaza estalló después de la masacre del 7 de octubre en el sur de Israel, durante la cual miles de terroristas liderados por Hamas irrumpieron a través de la frontera con Israel, matando a unas 1.200 personas y tomando 251 rehenes, la mayoría de ellos civiles.

El Ministerio de Salud de la Franja de Gaza, dirigido por Hamás, dice que más de 37.000 personas han muerto en el enclave palestino desde el 7 de octubre, aunque esta cifra no puede verificarse y no diferencia entre civiles y combatientes, de los cuales Israel dice que ha matado a algunos. 15.000 en batalla.

Las FDI también han dicho que unos 1.000 terroristas fueron asesinados dentro de Israel el 7 de octubre.

Israel ha prometido eliminar a Hamas y destruir sus capacidades militares y de gobierno para garantizar que ya no represente una amenaza para Israel, pero también está involucrado en conversaciones indirectas con el grupo terrorista destinadas a una tregua extendida y la liberación de los 116 rehenes que se cree que aún están detenidos. ser retenido por el grupo, del cual se cree que decenas de ellos están muertos.

Los combates se produjeron cuando el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, llegó a la región para impulsar una propuesta de acuerdo entre Israel y Hamas para detener la guerra y liberar a los rehenes a cambio de prisioneros palestinos.

Las FDI han confirmado la muerte de 41 de los que aún están retenidos por Hamás, citando nuevos datos de inteligencia y hallazgos obtenidos por las tropas que operan en Gaza. Una persona más figura como desaparecida desde el 7 de octubre y aún se desconoce su suerte.

Hamás también ha retenido a dos civiles israelíes que entraron en la Franja en 2014 y 2015, así como los cuerpos de dos soldados de las FDI que fueron asesinados en 2014.

Fuente: 
TheTimesofIsrael- Traducido por UnidosxIsrael

The post
Cuatro soldados muertos en un edificio con trampas explosivas mientras los combates se intensifican en Rafah, en el centro de Gaza first appeared on
Unidos x Israel.

Fuente: Unidos x Israel

Share Button

Otras Noticias